Twitter y periodismo

Ya no acudimos a la prensa cuando sucede algo. Si queremos saber qué se está cociendo en este mismo momento vamos a Twitter. En un momento en el que los grandes medios de comunicación no sólo gozan de baja credibilidad, sino que son lentos a la hora de cubrir ciertas noticias, el microblogging se ha convertido en el canal donde los usuarios comparten sus enlaces, fotografías y vídeos, pero también reportan su realidad, la difunden, la debaten y la verifican.

Si bien a los grandes medios les está costando entender este canal, lo cierto es que l@s periodistas cada vez más tienen el ojo puesto en los contenidos de Twitter:  van incorporando más hashtags y citan a twitteros como fuente en sus noticias.

La cadena Al Jazzera ha sido uno de los medios que más rápido ha cobrado conciencia del papel de los medios como curadores de contenido producidos y difundidos por usuarios de la red.

Tal y como comentábamos en un post anterior, Durante el levantamiento en Egipto a través de su servicio de medios ciudadano,  Sharek, recibió 1.000 subidas de vídeos grabados con móviles. Así lo comentaba Riyaad Minty, el responsable del servicio: Ahora, nuestras principales historias están contadas a través de imágenes capturadas por los ciudadanos en la calle; no se trata ya de una imagen de apoyo. En muchos casos, los ciudadanos captan el comienzo de las noticias antes que nadie .

Hace tan sólo unos días, @AJStream el canal de periodismo ciudadano de la misma cadena publicaba esta noticia basada casi íntegramente en tweets:

al_jazeera

Público es otro ejemplo de diario que da voz en sus noticias a los contenidos que se generan en la red.

Frente a esta política editorial algun@s pueden opinar que nutrir las noticias de información volcada en Internet puede ser arriesgado, ya que la red está repleta de datos falsos y valoraciones sin verificar. Es cierto, y aquí está la labor del periodista como curador del contenido. La tecnología no condiciona la veracidad o falsedad de una noticia, pero puede ayudar a esclarecerla.  De hecho, y tal y como explica este artículo , canales como Twitter se han convertido en una potente herramienta de verificación del contenido. Y es que donde antes había una o dos personas verificando información, ahora son miles los ojos que publican, revisan, verifican y comentan lo que está sucediendo.

¡Sigue leyendo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Current day month ye@r *