Contenido eres tú

No cabe ninguna duda de que el contenido es la materia prima de la comunicación, sin embargo, a menudo no se trabaja con toda la  profundidad y detalle que debiera.

El libro de Eva Sanagustín ‘Contenido eres tú’ habla precisamente de la importancia de los contenidos y cómo su tratamiento influye en la imagen que como empresa o profesional transmitimos a nuestros clientes. Por eso creemos que este libro es un buen comienzo para aquellos que se inician en este campo.

Es un excelente recopilatorio de la opinión de 12 profesionales que abordan este tema desde diferentes campos y experiencias en su vida profesional con los contenidos: desde la estrategia de contenidos, comunicación, marketing, social media marketing, branded content, inbound marketing, SEO, storytelling, marketing de contenidos, transmedia, branding, a personal branding…  Resulta difícil encasillarse en una u otra disciplina, ya que muchas veces convergen varias en un mismo plan de acciones, pero merece la pena detenerse a leer y analizar cómo cada uno de los autores analiza y propone su propia metodología.

Veamos brevemente de qué trata cada uno de los capítulos:

Fabrizio Ferri en su artículo sobre la estrategia de contenidos da una serie de pautas  para justificar y convencer a la empresa de por qué es necesario dar un giro a su comunicación y  cómo hacer una buena auditoría de contenidos, pasos previos a la creación de un plan de comunicación. Remarca que el estratega ha de ser siempre externo a la empresa y que su labor será formar al equipo que va a llevar a cabo la comunicación. Este es uno de los puntos que compartimos, puesto que creemos que un profesional externo siempre va a tener más perspectiva para evaluar y analizar mejor el trabajo de otro, pero nadie mejor que un trabajador de la empresa para comunicar su trabajo diario.

Content strategist

Cristina Aced en su artículo dedicado a la comunicación defiende la máxima de que ‘los contenidos son el vehículo para comunicarse con el público’ e incide en la importancia de combinar lo offline con lo online. Establece unas pautas para elaborar un buen plan de comunicación que nosotras también aplicamos en nuestro trabajo:

  • – Lo primero, conocer a tu empresa y competencia, analizar los canales de comunicación  y qué se dice de tí  y de la competencia en la red. De aquí se extrae el DAFO
  • – Después, entra la fase de planificación, donde es necesario definir objetivos y el tipo de público al que se quiere llegar. Dar forma a los mensajes y pensar en cómo se difundiría (elegir canales y medios online y offline).
  • – Definir el plan de acciones, situando todas las acciones en el calendario, tiempo de vigencia y personas encargardas de comunicar.
  • – Medir los resultados, ver si se están alcanzando objetivos y definir indicadores de medición.

Fernando de la Rosa por su parte, habla del marketing para contenidos, entendiendo aquí los contenidos como producto y en cómo se han de diseñar para que se produzca una transición monetaria o monetizable. Basándose en la explicación económica de los contenidos, estructura el marketing de contenidos en 4 reglas:

  • – El valor del contenido depende del formato en el que se entrega
  • Marketing de contenidos
  • – El valor del contenido no es constante para un mismo tema, depende de la fuente/autor y de la competencia sore este tema.
  • – El valor de los contenidos depende del ciclo de vida.
  • -Si no tienes una estrategia de distribución, tus posibilidades de rentabilizarlo se reducen.

 

Por otro lado, Pau Valdés habla del inbound marketing, unas técnicas de marketing que tienen como finalidad convertir a los visitantes de una web, blog o canal social, en cliente final. En este caso el contenido es fundamental tanto para atraer tráfico en buscadores como para ir creando una base de datos o para crear una imagen de marca (branding). En el inbound marketing asegura que es importante hacerse con una base de datos del cliente, detectar su comportamiento y crear contenido para cada una de las fases de compra, de ahí que también sea interesante conocer y analizar el comportamiento de nuestro público.

David Soler habla del marketing en medios sociales, donde introduce el término contenido de valor, entendido como ‘aquello que tú ofreces y cubre la necesidad de alguien’,’ aquello que hará que el usuario se fije en tí por encima de tu competencia’. Si eres capaz de crear contenido de valor (contenido de calidad), los usuarios compartirán la información y te recomendarán entre sus amigos, sostiene. Pero además, en el marketing en medios sociales también discurre contenidos en diferentes formatos y contenido ajeno que conviene crear y compartir en nuestros canales. Otra idea que apunta Soler es la importancia de distribuir el contenido en todos los canales y plataformas donde estemos presentes.

El SEO es algo que inquieta mucho a los clientes, y en la mayoría de los casos cuesta hacerles entender que está muy relacionado con el contenido, por eso nos encantaría  recomendar este apartado a la gente que se inicie en este ámbito. Magali Benítez explica muy bien en este artículo cómo funcionan los buscadores: cómo procesan y analizan las páginas web en función de las palabras e imágenes, la velocidad de carga, el número de enlaces, el porcentaje de clics, la claridad y exactitud de los contenidos…. y cómo se penalizan los contenidos duplicados o copiados. También da algunas pistas de cómo mejorar nuestros contenidos para llamar la atención de Google: crear contenido de calidad con palabras clave, estructurar y formatear bien los textos, optimizar títulos, encabezados, imágenes, URLs, los contenidos que tengamos subidos a otros canales…y realizar un plan de promoción que remita a todos esos contenidos.

Eva Sanagustín vuelve a hablar del marketing de contenidos en otro capítulo, pero difiere del artículo de Fernando de la Rosa en que Sanagustín se centra en el contenido relevante, de valor y de calidad, no en el contenido como producto. En este caso incide en la importancia de conocer a nuestra audiencia para que el contenido que creemos cubra sus necesidades y establezca un vínculo más fuerte. Para ello propone crear un plan de contenidos o calendario editorial que incluya 3 pasos:

  • -¿Qué contenidos necesida tu audiencia? ¿a quién te diriges? ¿qué contenido busca y consume? ¿cómo lo hace? ¿qué le puedes contar que le interese? ¿cómo puedes ayudarle?
  • -Crear contenidos que reflejen tu estilo
  • -Adaptar los contenidos al formato de tus canales. En función de la estrategia que hayas decidido llevar a cabo habrás elegido unos u otros canales.

En otro capítulo Aleix Gabarre habla del branded content, del contenido de marca, para lo cuál es importante hacer una reflexión interna y analizar nuestra marca, qué es lo que aportamos, qué ofrecemos de novedosos y qué es lo que puede identificar a nuestra audiencia con nuestra marca. El branded content, afirma, es una inversión que da resultados a medio-largo plazo, no es inmediato y es necesario comprometerse en el tiempo, tener paciencia y saber analizar y medir qué está funcionando y qué no. Lo que resalta es que ‘el contenido de marca no genera ningún valor si ese contenido no es relevante, interesante y/o últil para las personas que queremos como parte de nuestra audiencia’.

Eva Snijders habla del storytelling, de la relación que se establece entre el narrador y su público. Aquí entran 3 factores en juego: la historia (contenido), la tecnología empleada y el contexto, y establece una serie de pautas para trabajar los contenidos desde la óptica del storytelling, siendo una parte fundamental la historia (que parte de experiencias) y los formatos, que han de permitir diálogo e interacción. Interesante la metodología que plantea y que os proponemos leer con atención.

Contenido_storytelling

En otro artículo Montecarlo habla de la diferencia entre transmedia y de transmedia storytelling. Mientras el primero (transmedia) hace alusión a los medios de comunciación o canales que se utilizan para difundir el contenido, el segundo (transmedia storytelling) hace alusión a la historia, a las narraciones que discurren por varias plataformas. ¿Y cómo se traslada esto a una empresa? pues una vez más, creando una estrategia basada en un universo narrativo y basado en un conjunto de historias donde converjan el modelo de negocio, relato,  plataformas, audiencia y la forma en la que se llevará a cabo la experiencia. Eso sí, habrá que crear contenidos adaptados a cada caso y a cada plataforma y crear una vez más, un buen plan.

Javier Velilla nos habla de branding, de la relación entre marca y contenidos y cómo ambos han de conversar. El reto del branding, sostiene, ‘es traspasar el ser para dirigir el comunicar/hacer. Ya no se trata de decir que una organización es de una manera u otra, es necesario dotarla de contenidos y acciones para dirigir una determinada percepción y reconocimiento.

El último artículo escrito por Andrés Pérez habla del personal branding y de cómo muchos referentes de los últimos años han llegado a nosotros gracias a los contenidos. ‘Cuando un profesional es capaz de descubrir, extraer y comunicar eficazmente la información y los conocimientos relacionados con su especialidad, se convierte en un referente’, afirma, al mismo tiempo que nos da algunas pistas de qué hemos de hacer si queremos posicionarnos com profesional o experto en una temática. ‘Lo importante es crear una estrategia de posicionamiento adecuada para no tener que estar todo el día creando nuevo material’, matiza.

Si queréis leeros este libro con atención, podéis descargarlo en .pdf, .epub y .mobi desde la web de Eva Sanagustín.

 

 

¡Sigue leyendo!

2 comentarios

  1. Gracias por esta completa reseña del ebook :)